Olvido El blog de Ángel Ruiz Cediel A mi aire

2 de agosto de 2016, por Ángel Ruiz Cediel

Olvido



Ha borrado el olvido los caminos que conducen al recuerdo. A veces, solamente a veces, un olor famoso o un nombre entrañable sin saber por qué se ancla con desconcierto a algún ayer traspapelado, sin fechas precisas ni notas marginales, produciendo el cataclismo de un naufragio cuyo pecio son tablones que arman la estructura sobre la que se enhiesta la angustia. Se sabe rehén, pero no de quién. Por algún lado, en algún tiempo, sospecha que tuvo una vida; pero ignora dónde y cuándo. Desconoce que el presente es un hito conformado por muchos pasados, que una persona se andamia únicamente de pretéritos, de los ahorros de los ayeres, de certidumbres antiguas, de pavores vencidos, de derogados propósitos y sueños que hunden sus raíces en remotos almanaques.

La desmemoria forzó su puerta, saltó los pernos de las cautelas del pánico. La noche empujó por la ventana una luna que todo lo pintó de blanco, de nada, disparando las alarmas del miedo. Un día se le emborronó un recuerdo; otro, se le difuminó un calendario; más tarde, se desvaneció un nombre o se le desmayó afecto. Se olvidó de un semblante, perdió unos ojos en la umbría de la niebla, extravió un pálpito, relegó un jadeo, disolvió en la nada un hijo. Se desmemorió de que me quería. Sus ojos se hunden en el desgobierno de un alma que sabe que olvida. Sabe que una criatura sin hitos es una estepa sin caminos que vayan a alguna parte. Mira asustada, brujulea su alma husmeando piadosos estigmas que le proporcionen un lugar en el mundo o en su propia vida. Llora. Lo viejo es nuevo, desconocido lo familiar, inédito lo ordinario. Sabe que sabe, pero lo olvida. ¿Qué fue de ayer, qué de antes, qué de ahora mismo? Sabe que se disipa. La fragancia de la madreselva le trae..., le trae..., nada: el dolor de otro olvido. «¿A quién pertenecen esos ojos que el espejo refleja, a quién esas arrugas, a quién ese gesto entre confuso y espantado? ¿Quién es éste que me acaricia? ¿De quién es esta mano que siento como mía?»
«Tampoco yo lo recuerdo», le digo; «pero sé que te quiero.» E invento con ella el mundo, el amor, el cuarto que nos contiene como un puerto destartalado que nos da cobijo de esta ardua singladura de la vida. «¿Qué es esto?», le pregunto, ofreciéndola una flor. Sonríe pícara, y gravita su cabeza, ruborosa, olisqueando la rosa. ¡Son tan prodigiosos esos quince años que restallan como por milagro entre los más de setenta! «¿Qué es esto?», curiosea, devolviéndome la flor que aún está entre sus manos; «¿y quién tú?» «No lo sé», le replico; «solamente soy capaz de recordar que te quería... y que te quiero.» Le conforta no saberse sola en la desolación de la amnesia. Diez años lleva ya descendiendo sin descanso a la sima del olvido. Diez años llevamos reinventando a cada rato universos, crepúsculos y fragancias, ojos, labios, besos. Diez años de Colón y de Quijote, de Nuevo Mundo y de Dulcinea. ¿Cuántos quedarán todavía para llegar al fondo de todos los olvidos?... Acaso ahí nos encontremos con todos nuestros recuerdos, y hallemos reunidos miles de universos, crepúsculos y aromas, ojos, labios, besos. Sí; quizás. Al fin y al cabo las personas solamente somos un esqueleto armado de pasados amontonados, ahorros de ayeres, reservas de pretéritos, acumulación de ansiedades y fiascos.
Atesoro cada mirada suya, siempre nueva; cada caricia, siempre de estreno; cada beso, siempre el primero; cada rubor, eternamente el quinceañero. Los ahorro para mañana u otro día, para que cuando lleguemos al fondo del abismo por el que vertiginosamente caemos tras los pétalos deshojados de la memoria, se amortigüen nuestras almas en el más mullido lecho de universos y crepúsculos y aromas y miradas y labios y besos.
«¿Que quién soy?: No lo sé, amor. Solamente sé que el olvido no cesa de recordarme que te quiero.»

Opina sobre el cuento pulsando aquí









Videos de mis novelas







Sinopsis: En la noche de los tiempos, según el Libro de Enoc, los Hijos de los Dioses, las Veinte Dinastías de los Vigilantes, viendo que las Hijas de los Hombres eran hermosas, las desearon para sí y se conjuraron para desobedecer a Dios y descender sobre la Tierra con el fin de tomarlas y hacerlas hijos. Por esta rebelión contra los designios Divinos y esta interferencia en la Creación, Dios castigó a aquellas Veinte Dinastías con el Infierno e hizo que las milicias divinas los expulsaran del Cielo para siempre. Y así lo hicieron con todos... menos con uno, Abaddona, el único diablo arrepentido porque comprendió el mal que había hecho y le suplicó perdón a Dios. Y Dios le perdonó, le devolvió su rango de trono y le permitió que regresara al Cielo; pero Abaddona no quiso hacerlo..., al menos hasta que devolviera a los hombres al estado de pureza del que les había privado, porque a causa de aquel acto, tal y como reza el Libro de Enoc en el capítulo 8:2, «Desde entonces creció mucho la impiedad, porque ellos (los hombres) tomaron los caminos equivocados y llegaron a corromperse en todas las formas.»




Sinopsis¿Y si Apolyon, el Rey del Abismo que se menciona en Apocalipsis 9:11, no fuera un demonio, tal y como sugieren algunos exegetas, o el mismísimo Jesucristo, como suponen otros?... ¿Y si Nibiru, el mítico planeta del que afirmaban los sumerios que procedían los dioses que nos crearon, realmente existiera?... De ser así, Apolyon bien podría ser un meteorito o un escombro espacial que acompañara a ese errante sistema planetario que nos vista cíclicamente, y el cual podría estar en rumbo de colisión con la Tierra en su próximo acercamiento. En Tal caso, todo lo referido en ese capítulo 9 del Apocalipsis tendría un sentido prácticamente literal.



Sinopsis: Los seres humanos, por razones no comprendidas por la Ciencia, no pueden reproducirse. Un Mal que únicamente afecta a los humanos. En Lubitana, un pueblo próximo a Madrid, ha coincido este hecho con la llegada de un misterioso personaje, don Gilgamesh, a quien algunos le responsabilizan de ser el causante del Mal. Un hombre misterioso y con enorme poder que se ha librado de la cárcel cuando se le acusaron de haber perpetrado dos asesinatos el mismo día fue violada la Niña Sara, la hija autista de los Montoro. Una mujer que, a pesar de su condición, establece con don Gilgamesh una peculiar relación afectiva, y que, el mismo día que da a luz a su hija, la Pequeña Eva, fruto de aquella violación, muere, desatándose ese mismo día el Mal que impedirá que los hombres puedan perpetuarse y cuyo tiempo restante podrá ser medido ya por la edad de la recién nacida. Un historia no violenta, ni siquiera escatológica, que muestra cómo la sociedad se va contrayendo sobre sí misma a medida que la población se extingue, hasta que finalmente no quedan sino algunos seres que más tienen de homínidos salvajes que de humanos tal y como los conocemos, además de don Gilgamesh y la Pequeña Eva, para quien este parece tener previsto un destino primordial. Una historia en la que don Gilgamesh no envejece, quién sabe si porque él mismo no es un hombre.

Puedes pagar con cualquier tarjeta.



Sinopsis:
"Sangre azul (El Club)" es la novela conspiranoica por antonomasia. Una novela invaluable porque no narra cómo cierta élite nos maneja y controla, esquematizando las etapas que va cubriendo en la Historia y, lo que es más significativo, las que quedan por cubrir y con qué contenidos, que es decir qué nos espera y cuándo. Una novela que, usando la realidad incuestionable de los titulares de prensa y otros medios, y conduciéndonos de la mano de un prominente personaje de ficción (o quizás no tanto), conduce al lector por nuestro tiempo, permitiendo que él mismo compruebe cómo los sucesos que consideraba casuales o fruto del azar, han sido elaborados y puestos en escena por una inteligencia superior. La mayor de las conspiraciones, al descubierto.





Sinopsis: Salvador Montoro ha perdido al único ser que le quedaba vivo, su madre. Sin embargo, Fausta, cuñada del padre de Salvador, consigue que el patriarca de los Montoro le acoja en su casa, a pesar de que no le considera sino un bastardo. Aunque con un inicio de su relación muy negativo, el tiempo y la convivencia lograrán que se establezca entre el abuelo y el nieto un vínculo que derivará en un afecto sólido y entrañable que se extenderá ya por siempre. Ya como Montoro de pleno derecho, deberá el futuro patriarca de la casta, Salvador, demostrar su condición de germen de Dios o de semilla del diablo, así como los demás Montoro lo hicieron a lo largo de la Historia, y tendrá su oportunidad de hacerlo siendo aún muy joven, porque estalla la Guerra Civil y él, como toda su quinta, es movilizado, cayéndole en suerte, ya al final de la conflagración, el deber de conducir a una caravana de niños desde Madrid hasta Valencia, ya que la derrota final está próxima y nada queda que hacer por evitarla, salvo impedir que sucumban aquellos que en su bando consideran los más puros: los niños.
El amor y el odio, la paz y la guerra, y la fidelidad y la traición se dan cita en esta obra memorable, enfrentándose los personajes con su propia nauraleza a fin de demostrar su condición. Varias decenas de miles de lectores han hecho de esta novela todo un clásico de la literatura española contemporánea, ensalzándola como una de las obas más intensas y completas que se han escrito en la modernidad. Una novela verdaderamente intensa, rica, de una plástica exquisita y de una profundidad literaria que hará imposible que no te sientas identificado con los personajes, los escenarios y las emociones que en ella se explayan.





Sinopsis: "Dimensiones I", es una recopilación de mis cuentos y narraciones breves más heterogéneos. Diecisiete relatos que harán las delicias de los lectores, como así ha sucedido con los más de 25000 que ya han disfrutado de ellos. Una obra breve de contenido muy intenso, lleno de espacios sorprendentes y de personajes memorables que deambulan por el orden de lo mágico..., o quizás no tanto. Reflexiones, al fin y al cabo, sobre la naturaleza humana, que tienen varios niveles de lectura: el lineal, que refieren las propias historias; el existencial, que se adentra en la condición personal de cada quien; y el asombroso, que es el que se deja traslucir como realidad paralela, pero no por ello menos cierta que la propia de los personajes... y de los lectores.

Puedes pagar con cualquier tarjeta.




Sinopsis: ¿Y si el terrorisno no fuera una lucha armada que persigue unos fines políticos o sociales muy concretos, sino un negocio de ciertas élites?... ¿Y si el terrorismo fuera, además, una herramienta de los Estados para controlar a la población a través del pánico?... "Lemniscata", es la novela que trata este espinoso asunto, y lo hace, como han dicho algunos críticos sobre ella, con una exquisita literatura que consigue una imposible aleación de seda y acero.



Rhinoslider 1.05